NEOblog

Aprendizaje… al final de la historia

En los tiempos del aprendizaje social, la moraleja, o lección aprendida de la historia, alcanza brillos y destellos inesperados cuando percibimos que el conocimiento es una lámpara con muchos cristales, que cada quien aprende con las inteligencias de su mente, su cuerpo y su espíritu.

 ESCRITURA – GUIÓN

En esta fase comienza el diseño y la construcción la historia. Aquí se definen los elementos enumerados antes para contextualizar la historia, crear el hilo conductor que le da cuerpo y destacar los elementos de conocimiento y de aprendizaje que la determinan.

Para empezar, formalice una idea clara del mensaje que quiere transmitir y use una estructura lógica para escribir el guion, que es el argumento que permite la conservación y la recreación de la historia a través de diferentes formas de expresión. La historia debe ser corta, escrita en pocas páginas.

A continuación, presentamos algunas ayudas para la redacción del Storytelling en organizaciones y comunidades:


HUMANIZACIÓN

  • Tenga presente que las historias siempre están dirigidas a personas reales y haga que sus protagonistas sean referencia o asimilen personas reales.
  • Para generar empatía y transmitir información en forma entretenida, las conexiones cerebros primario y emocional son determinantes a lo largo de la historia.
  • Hay temas universales claves para conectar con el público. La vida y la muerte, el amor y el desamor, el odio, la amistad, el bien y el mal, la esperanza o el engaño, la pobreza, la justicia, el miedo, la aventura, el esfuerzo y las aspiraciones despiertan sentimientos que activan la atención del cerebro.
  • En el momento oportuno integre estos elementos con intereses, preocupaciones y necesidades genuinas de la audiencia. Lleve las emociones al límite y genere diferentes tipos de ellas a lo largo de la historia; p.ej. al inicio curiosidad, después risa, lástima, llanto y, al final alegría y entusiasmo.
  • Recuerde que el cerebro ama las metáforas. Use elementos simples y sutiles que le den sentido a la historia y hagan volar la imaginación de la audiencia. Asocie símbolos, colores, formas, sonidos, escenas y elementos que faciliten la asimilación comprensiva de la narración.
  • El humor es un estupendo motor de emociones. Úselo con sutileza para que la mente atrape fácilmente el mensaje de aprendizaje y se quede con él.


ESTRUCTURA Y CONTEXTO

  • Tenga presente que lo más importante es el contenido y la presentación de casos reales.
  • Referencie en forma clara a las personas, los lugares y las acciones.
  • Toda historia ha de tener como mínimo un personaje, que se conecte con la audiencia para que a esta le importe lo que le sucede en el relato.
  • Los personajes son muy importantes porque a través de ellos se crea el vínculo emocional con el público, que debe emocionarse cuando el personaje se emociona y sufrir cuando sufre. Hay arquetipos como el héroe, el villano, el seductor, el distraído o el mago, que normalmente funcionan.
  • El protagonista debe ser un personaje con el que el público pueda empatizar. Debe ocurrirle algo, positivo o negativo según el caso, para que la audiencia pueda identificarse y simpatizar con él.
  • Cree escenarios en los que su público objetivo se sienta identificado. Desarrolle el paisaje, traiga anécdotas personales y casos de la vida real a la escena.
  • No muestre a su empresa o marca como protagonista de la historia sino como parte del contexto donde tiene lugar el relato.
  • Utilice un contexto lógico de comunicación. Recuerde que la sencillez es la máxima sofisticación y que los detalles muchas veces son la historia en sí.
  • Determine la moraleja de la historia.

En los tiempos del aprendizaje social, la moraleja, o lección aprendida de la historia, alcanza brillos y destellos inesperados cuando percibimos que el conocimiento es una lámpara con muchos cristales, que cada quien aprende con las inteligencias de su mente, su cuerpo y su espíritu.

Un verdadero elemento de valor de Storytelling es el Aprendizaje Colectivo que surge cuando la audiencia genera sinergia[1] al compartir sus moralejas.

La recreación ayuda a transferir el conocimiento y la historia debe quedar para la historia... en la próxima entrega nos acercaremos a la recreación, la medición y la internalización de las historias en organizaciones y comunidades.


[1] Sinergia: del griego “sine” = unir y “ergon” = energía. Impulsa resultado que supera la suma de las partes (1+1>2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *